viernes, 20 de octubre de 2017

(254) 52 motivos

De repente, entre papeles, aparece una lista de 52 motivos que me hacían amarte. 
Y revivo sensaciones de un pasado cercano que siento lejano. 

Y sonrió y lloro a la vez. 
Y te amo y te odio. 

Sonrío, pero mi sonrisa es de esas que duelen. 
Sonrisa que mezcla el amor, la nostalgia y la tristeza. 

Y vuelvo a sentir el hueco que han dejado nuestras pequeñas cosas. 
Ese hueco que he intentado ocupar con risas, 
cervezas, 
sexo, 
y personas mediocres. 
Ese hueco que ha creado aficiones que no existían, 
con el único fin de no pensar en tu ausencia. 
Ese hueco que me ha hecho volver a escribir sobre la tristeza, 
un sentimiento que tú me hiciste olvidar. 

He intentado rellenar ese hueco pero aún existe. 
Extraño la sensación de sentirme completa 
y no rota y vacía por dentro. 

miércoles, 4 de octubre de 2017

lunes, 18 de septiembre de 2017

(252)

Cambiaría mis mil noches de incendio por una más contigo. 
Renunciaría a todas las caricias por un sólo roce de tus dedos. 
Regalaría todos y cada uno de los besos por tu beso más pequeño y descuidado.

Tengo mil sonrisas pero únicamente busco la tuya.

Aparece.

viernes, 15 de septiembre de 2017

(251) A la mierda los poetas


A la mierda los poetas que no saben de tu piel

Que no te han visto desnuda entre sus sabanas. 

Que no saben como contoneas tus caderas cuando bailas desnuda sobre mi. 

A la mierda los poetas que no han vivido en tu mirada

Y los que no saben que tu sonrisa mueve el mundo. 

A la mierda esos poetas, porque no saben que tú eres poesía. 

jueves, 14 de septiembre de 2017

(250)

No te das cuenta que pierdes el tiempo. 
Los besos de hoy no los recuperarás mañana.

Mi sonrisa contigo está a punto de caducar. 

Y tu magia conmigo pierde su efecto. 


miércoles, 2 de agosto de 2017

(248)

Tengo unas ganas locas de escribirte,
No dejo de pensar en ti, en nosotros...

Tengo tu sonrisa clavada en mi mente.
Y mis dedos no hacen mas que revivir la sensación de acariciar tu pelo...

Tengo unas ganas locas de escribirte,
y decirte que me muero por verte de nuevo.
Y que me encantaría hacer planes contigo.

Tengo unas ganas locas de escribirte,
pero no debo.
Así que escribo estas lineas para desahogarme,
aunque irán a ninguna parte.

(247)

No busco un "nosotros".
Busco la complicidad de estar juntos, 
pero con el corazón cerrado por derribo.