sábado, 11 de febrero de 2017

(234) Corazón en custodia

Después de mi última derrota he tomado fuertes medidas de seguridad: 

Mi corazón está fuertemente protegido en un búnker, con un ejercito de soldados armados protegiéndolo. 

Te he dado todos los avisos y todas las alertas posibles, dispararé a quien intente sacar a mi corazón de donde está. 

Debo protegerlo ante otra decepción, debo pensar en mi. 

lunes, 6 de febrero de 2017

(233) No voy a buscarte

No voy a buscarte,
voy a dejarte ir,
voy a permitirte volar lejos,
tan lejos cómo tu quieras llegar.

Pero voy a observarte,
desde lejos, desde la distancia.
Voy a seguir tus pasos y ver cómo creces
y cómo me olvidas.

Porque sé que lo harás,
lo de olvidarme...
Que besarás otros labios,
y el sabor de los míos se diluirá con la distancia y el tiempo.

(232)

Lo que más duele son esas pequeñas cosas. 
Los pequeños gestos, las miradas que sólo tu y yo teníamos.

El saber que ya no utilizaré nunca más ése mote cariñoso, ridículo y vergonzoso que teníamos.  
Todo éso se ha perdido.
Años de recuerdos, de gestos y de complicidad...  
¿Todo ello en que lugar se coloca para que no duela?

jueves, 8 de septiembre de 2016

(231)

Sal corriendo, 
huye, 
escapa de todo, 
no mires atrás, 
nunca mires atrás...
pon rumbo a tus sueños. 

miércoles, 11 de febrero de 2015

(230) Lista de Pendientes



Procastinación: la enfermedad de la edad moderna.
El tener las cosas fáciles y accesibles nos hace caer en ella.

Vivimos entre lista de pendientes:
Películas pendientes
Series pendientes
Viajes pendientes
E incluso amores pendientes.

Posponemos muchas cosas para "cuando tengamos tiempo".
Y así se nos pasa la vida sin vivirla.

lunes, 29 de diciembre de 2014

(229) Ya no estás

No estás desde hace tiempo;
pero vives en mi mente
Recuerdo cada día como era tu sonrisa
y el tacto de tus manos. 
Recuerdo las promesas que nos hicimos aquel día.
Son recuerdos lo que quedan, 
de cuando estábamos enamorados. 


domingo, 7 de diciembre de 2014

(228) A veces me gustaría escribir poesía.

A veces me gustaría poder escribir poesía.
Conseguir reunir en palabras un sentimiento
que es más grande que yo, incluso más grande 
que nosotros. 
Esa sensación que me eleva cuando estoy contigo; 
cuando te veo. 
Cuando escucho tu voz y tus gemidos. 

Esa sensación de estar completo, aún no teniendo nada , 
cuando estoy contigo.
De que eres preciosa y a la mierda el maquillaje y tu ropa.
Que te sobra. Que no te das cuenta que yo paso de eso. 
Que tu eres perfecta, con tus pecas y cicatrices,
con tus piernas y tus caderas.
Que no te sobran los kilos que tu dices
y que todo está donde debe estar. 

A veces me gustaría poder escribir poesía.
Y decirte con palabras bonitas, de esas que os gustan a las chicas,  
que quiero pasar el resto de mi vida contigo. 
Que no me imagino mi vida si no caminas conmigo. 
Que me sobra el mundo si en él no estas tú. 

A veces me gustaría poder escribir poesía, 
pero no sé.