miércoles, 29 de julio de 2009

(46) A mi abuelo

Lejano y ajeno ese parece final. Incluso el final de otros siempre nos parece lejano, por mucho que te lo digan y te lo muestren delante de las narices. "Durará es fuerte", " seguro que mejora" eso nos decimos y eso nunca pasa.
Por lo menos yo tuve la suerte de una gran despedida, de esas que reconfortan el alma. Unos ultimo minutos que valieron por años. Oír de tu boca y ver en tu mirada lo orgulloso que te sentías de mi fue el mejor regalo que me pudiste hacer en tu vida.
Quiero no llorar, porque se que no te gustaría ver " tu carita de ángel" manchada con lágrimas de cocodrilo. Pero esas lágrimas me invaden, y rebosan mi ojos impidiéndome ver la verdad. Que vas a estar mejor ahora que antes y que por fin vas a descansar.
Ahora un largo camino me espera hasta poder verte de nuevo. Pero se que no voy a estar sola que tu presencia estará conmigo. Gracias por todo. Te quiero.

lunes, 13 de julio de 2009

(45) Sin miedo


Me paras el tiempo.
Aceleras mis latidos y los amoldas a los tuyos.
Mil manos me han tocado, mil labios me han besado
Pero ninguno ha conseguido avivar mi corazón roto.
No sé si tu lo has curado o ha sido el paso del tiempo
Lo que sé que desde que has llegado vuelvo a creer.
Vuelvo a creer en mi, en que puedo querer a alguien como
si fuera una parte de mi.
El miedo me intenta atrapar, pero contigo no tengo miedo.
No, porque eres un corazón roto como el mio.
No, porque me has demostrado que me cuidaras, y que te importo.
Y porque se que tu sientes lo mismo.

domingo, 5 de julio de 2009

(44) Reventada

Reventada....
Agotada física y emocionalmente,
exprimida hasta la ultima gota de mi ser.
Estudiar ¿para que? los posibilidades son mínimas.
Falta de presión y exceso de ella.
Si a eso le sumas que no se que quiero hacer con mi vida.
¿ Que coño hago estudiando unas 13 horas diarias?

viernes, 3 de julio de 2009

(43)


Viajando contigo cuando estoy sola,
cuando no estas... me vuelvo a encontrar.
Te pienso...
te siento...
Dulce locura de mis manos.

jueves, 2 de julio de 2009

(42) Si fuese mi vida un camino


Si fuese mi vida un camino...
Hasta ahora ha sido un camino fácil, con sus pequeños baches y algún mareo que otro en las curvas.
Pero de un tiempo a esta parte todo se fue complicando, el camino era una pendiente rocosa, con multitud de curvas peligrosas. Pensé en parar por un rato, descansar en alguna pradera confortable, con árboles que mecieran sus hojas a mi antojo. De hecho, lo hice; pero resultó enormemente aburrido.
Hasta que llego un amigo y me demostró porque me aburría en aquel precioso prado. Me había acostumbrado a la loca travesía que se me disponía y ahora no podía quedarme parada, por mucho que las fuerzas me fallaran. Él tendió la mano y me levantó. Tenia un compañero en mi viaje. Lo importante es tener un buen compañero de viaje, alguien que haga caminar cuando las fuerzas y la razón nos fallen.