viernes, 19 de marzo de 2010

(69)


Un banda de pájaros rompió el cielo,
azul, soleado y tranquilo.
Irrumpiendo en un momento, todo lo allí ocurrido.


Soledad, pesada angustia y amarga pena.
De personas desdichadas y en condena,
cumpliendo por los pecados que su traición,
ha provocado.

Bellas ninfas y musas del cielo, bajar a socorrer
a este viejo pecador sin fe.

No hay comentarios: