viernes, 2 de septiembre de 2011

(159)




Los "te quiero" son insignificantes si no son de tus labios.
Las despedidas no duelen, si no son de ti.

No hay comentarios: