miércoles, 25 de marzo de 2009

(9) Una mirada


Estoy absorta en esta vorágine de sensaciones.
Pues todavía puedo sentir el calor de tu piel
y la fuerza de tus manos
Anoche me entregué a ti
como hace tiempo que no hacia
con tal intensidad que despertamos al Sol.
Te entregué una parte de mi,
no se muy bien porque, pero lo hice..
quizás fue tu mirada
esa mirada... que desde el primer instante me retuvo.
Dulce, lasciva y dominante
Con ella me poseíste,
con ella me estremeciste.
Me penetraste con ella... en el alma y el cuerpo.
Y bajo el hechizo de ella estaré hasta que bajo sonrisas y miradas, volvamos a despertar al Sol.

No hay comentarios: