domingo, 30 de mayo de 2010

(76)


Bajo lunas derroche se emborracharon mis ojos
al saber que en tus labios me deseo encontraría reposo
Tu sabiendo que yo te amaba, no quisiste detenerme
y cual niña tonta que ama,
mi corazón se llevó la muerte.


No sé ni lo que escribo, la embriaguez escribe por mi...

viernes, 14 de mayo de 2010

(75)

No es que ya no te quiera,
ni que no desee dormir en tu brazos
Quisiera ver el mar en tus ojos,
recorrer con mis manos tu cuerpo roto.
Pero la distancia me ha vencido,
y la paciencia ya la he perdido.

(74) Algo extraño...

Hoy tengo ganas de escribir, hoy es un día de esos en el que veo la vida desde otro lado, no se que lado es ese , ni si me ayuda mejor a ver las cosas, a entenderme, o lo que al final logra es confundirme ( muchas veces pienso que eso es lo que logra).
Da gusto quedarse en casa un tiempo, sobretodo cuando llevas unos días o una temporadita que no paras por casa, aunque realmente hayas estado todo el rato con los amigos de aquí para allá, divirtiéndote.
Da gusto quedarse en casa y no hacer "Nada"! Un día improductivo, un día para resetar, sin gana alguna de ver a nadie.

Me gusta la soledad, me gusta mucho. Siempre he pensado que soy una persona que no le gusta la soledad. Por mi gran manía de siempre estar con alguien en lo que a parejas se refiere. Porque aunque yo no quisiera en ocasiones tener novio, siempre he acabado cayendo en las manos de alguien. Y también porque cuando no estoy con nadie, estoy con muchos, siempre he pensado que hacia eso para que no fuera consciente de que estaba sola.
Pero tuve unos meses ( pocos he de decir) que estuve sola , sin nadie y sin ninguna intención. Fue un tiempo en el que tuve que resetear, me habían sucedido demasiadas cosas en muy poco tiempo. Y ese tiempo de soledad me gustó, me ayudo mucho a conocerme, mas que si estas con alguien porque quieras o no esa persona te influirá en tu manera de actuar o ver las cosas.
Por eso creo que cuando tenemos pareja, también necesitamos nuestros momentos de soledad, de conocernos solos, de poner nuestras ideas en orden y priorizar nuestras cosas como personas individuales que somos.