viernes, 30 de diciembre de 2011

(178)


A veces siento que la extraña y loca soy yo.
No entiendo porque a la gente le gusta discutir,
le gusta crear problemas, le gusta complicarse la vida.
¿Es muy difícil vivir y dejar vivir?
Y mas en estas fechas. Creo que en estas fechas es cuando mas se discute.

Lo juro en momentos me apetecería ser una ermitaña y olvidarme de todos.

lunes, 26 de diciembre de 2011

(177) Sentimiento de hormiga


A veces me siento pequeña  e insignificante.
Una hormiga mas en el hormiguero.
Sin nada que ofrecer. 
Sin nada que me haga original. 
Sin nada que me diferencie del resto.
Sin nada que consiga que brille con luz propia. 

A veces personas intentan mostrarme mi luz, 
pero yo me siento demasiado hormiga para reconocerla. 

sábado, 24 de diciembre de 2011

(176)


Cayendo en su influjo: ese que me hace tener una sonrisa de tonta las 24 horas.
Ese que hace que me levante de buen humor
Ese que hace que escuche "You make my dreams come true" en mi cabeza
Creo que lo está consiguiendo, creo que me está enamorando...

(175)

Para olvidar un amor...
El amor nunca se olvida, el amor de verdad no podemos extirparlo del alma.
No podemos olvidar ni las sonrisas, ni las lágrimas derramadas por amor.
Si conseguimos borrar la huella de esa persona en nosotros, nunca la amamos de verdad.

Vivimos con esa huella en nosotros, marcada a base de  besos y decepciones.
Pero continuamos con una sonrisa porque lo mejor siempre nos espera.
Porque aprendimos, porque logramos sentir aunque eso nos partiera el alma.
Porque es mejor diez mil veces ese dolor que no haberte amado nunca.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

(174)



Estrellas, fuego, sonrisas, caricias, besos....
palabras que no logran captar la magnitud de este sentimiento.

Las palabras son demasiado simples para ésto.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

(173)

Tu fumabas un cigarrillo después de cada polvo, te levantabas y mirabas un minuto por la ventana.
Luego te sentabas en aquella vieja silla  y me observabas.
Yo aún estaba desnuda y tendida en aquella cama.
Nos quedábamos mirándonos  sin decir nada,
nuestras miradas y sonrisas decían todo,lo que a nosotros no nos gustaba decir con palabras.

¿Que merecía ser dicho en aquellos momentos?
No encontrábamos explicación a lo que hacíamos allí, en aquella habitación.
No era mi lugar, ni el suyo. No era donde debíamos estar, ni con quien debíamos estar.
Pero aun así, ahí estábamos.
Mirándonos, fascinados por la persona que teníamos delante.
Por la complicidad  de nuestras sonrisas y miradas.
Por la perfecta conexión que formaban nuestros cuerpos, que parecían dos piezas de un puzzle destinadas a encontrase.

No sabíamos lo poco que duraría. 
Ni el precio que pagaríamos ,por aquellos deliciosos momentos.

(172)

Cuando creemos no tener nada que ofrecer
Cuando hemos caído en un túnel de negativismo y desesperación
Cuando dejamos pasar las oportunidades porque  no  creemos en nuestras propias posibilidades. 
Cuando miramos la vida como un vaso medio vació...

Cuando una sonrisa no nos parece una sonrisa, sino solo una copia barata de un conducta social aprobada. 
Cuando creemos que los besos están vacíos de sentimientos y  no podemos sentir la pasión de nuestro amante: en sus besos, en sus manos y en el vibrar de los poros de su piel. 

En esos momentos tenemos que replantear la percepción de nuestra vida y  nuestras emociones. Tenemos que desnudar el alma, tenemos que abrir la piel y no cerrarla como método de seguridad. Tenemos que descubrir cosas nuevas, tenemos que conocer nuevas personas , para  que nos aporten una visión diferente a nuestra propia realidad.

sábado, 3 de diciembre de 2011

(171)



Excitando a la lente yo me muevo,
intentando que captures mi esencia.
Que acaricies mi cuerpo sin tocarme,
que te adentres dentro de mi ser.
Cual felino tu observas, hambriento a tu presa.
Y te acercas de forma sigilosa,
a esta hembra ya ansiosa.

(170)


Hay que quedarse con lo bueno del pasado. Es toda una filosofía de vida....


"Tostadas con queso fundido,
besos al desayuno,
acompañadas de café y de
algún que otro abrazo.
Me encanta dormir contigo,
y despertar a tu lado.
Detener los minutos a las 8:55."

(169)



Dulce, caliente y excitante,
así es el sexo contigo.
Así me abandono a ti,
Tu que pintabas castillos con colores
mientas yo ya jugaba a ser mayores.
Ahora me enseñas algunas lecciones
mientas yo te muestro un sin fin de sensaciones.
Tu deseas poseerme, disfrutar de mis lecciones aprendidas.
Me preguntas que si me gusta, cual pupilo que necesita aprobacion
Y de mis labios y mi boca no sale mas que admiración,
por ti y lo que aprendiste en esta corta lección.

(168)


Pequeña emoción que te hace sentir vivo,
revolotear de mariposas en el estomago,
sonrisa estúpida todo el día,
la cabeza muy lejos del cuerpo...

pequeñas señales de una gran emoción ...