domingo, 19 de abril de 2009

(18) La marea


Me escondo entre la perpetuidad de las palabras
pues mi mente viaja constantemente entre un sinfín de emociones.
Viajando en mucha ocasiones sin ciudad de destino, me dejo llevar por la corriente.
Esta tarde necesitaba escribir, no sé muy bien porque. Dicen que escribir es terapéutico, creo firmemente que es cierto.
Supongo que necesitaba escribir para saber cómo me siento, parece que todo se ve más fácil y claro transformando en palabras. Intentando conectar ideas, pensamientos fugaces, en esta cabeza turbada.
¿Que es lo que quiero?
No he llegado a poder responder a tal pregunta, solo se que me siento bien. Que estoy feliz como estoy. Por lo tanto he llegado a la conclusión que voy a seguir dejándome arrastrar por la corriente, no me gusta sentir la miel en los labios.

No hay comentarios: